Finalizado el verano, es el momento de cuidar uñas y manos. Al igual que el cuello y el escote, nuestras manos son una de las primeras partes de nuestro cuerpo que muestran signos de envejecimiento. Es por eso que nuestras manos necesitan un poco más de cuidado para que sigan teniendo ese aspecto joven y saludable que tanto nos gusta.

En el día a día nuestra manos están expuestas al sol, a productos químicos y a desgaste general, nuestras manos sufren mucho ya es una de las partes del cuerpo que más utilizamos. Pero no os preocupéis, siguiendo estos sencillos pasos todos los días (y sabiendo que nunca es demasiado tarde para empezar) os aseguramos que vuestra manos y uñas volverán a tener la protección y la curación necesaria para volver a verse jóvenes.

Por supuesto, la solución más rápida es una manicura. Después de una reciente visita a uno de mis salones favoritos me fui con unas manos y unas uñas perfectamente cortadas y humedecidas, las manos suaves y una agradable sensación de frescura. En ese momento decidí adoptar una rutina diaria fácil y eficaz para conseguir la misma sensación pero en casa.

Estos son los consejos para tener unas manos y uñas jóvenes todo el año:

  1.        Protector solar, protector solar, protector solar.

Al igual que para nuestra cara, las manos tienen que estar protegidas de los rayos UV todos los días. Una sola capa de crema solar es la mejor defensa contra las arrugas, las manchas solares y los daños a largo plazo. Los protectores solares con zinc y dióxido de titanio son los mejores, ya que dejan las manos hidratadas sin grasa ni olor.

  1.        Aceite para cutículas

El aceite de cutícula no sólo sienta bien, también está es la mejor manera de preservar esas uñas recién arregladas. A diferencia de la loción y la crema, el aceite es absorbido por las uñas lo que hace que actué más rápido. Hay que utilizarlo por la mañana y por la noche para ayudar a hidratar la piel seca y fortalecer la calidad de las uñas. Para obtener los mejores resultados hay que humedecerse las manos con agua tibia, secar y aplicar un par de gotas.

 

  1.        Crema de manos

La mejor manera de luchar contra la piel seca y agrietada es mediante la hidratación durante todo el día. Por eso es esencial que todos los días nos pongamos crema de manos e para conseguir reparar y regenerar la piel en profundidad, además de aliviar la sensación de tirantez y conseguir una hidratación instantánea y duradera.

 

Con estos sencillos consejos conseguirás unas manos y unas uñas hidratadas, elásticas y suaves.